Hay muchas herramientas de supervisión de red y utilidades, entre las que encontramos productos comerciales y soluciones de código abierto por igual. Por un lado, esto es una buena noticia para los administradores, ya que existe una fuerte demanda de software para supervisar el ancho de banda, el rendimiento, los dispositivos de red o los servicios en la nube, por ejemplo, y realizar un seguimiento de todo el tráfico de la red. Por otro lado, la amplia gama de herramientas de supervisión de red hace que sea difícil elegir la solución perfecta para su propia infraestructura.

Hemos comparado el mejor software de supervisión de red en el mercado y analizado todas aquellas características que podrían ser fundamentales para elegir la solución correcta.

A continuación encontrará una lista actualizada de las herramientas de supervisión de red que consideramos mejores.

1. PRTG Network Monitor de Paessler

PRTG Network Monitor es una herramienta integral para supervisar los dispositivos de red, el tráfico, el rendimiento del hardware y las aplicaciones. PRTG utiliza protocolos como SNMP, WMI o SSH para realizar su trabajo.

Una de las fortalezas de PRTG Network Monitor es su excelente usabilidad. Como la mayoría de las herramientas profesionales, PRTG tiene una función de descubrimiento automático que escanea la red y agrega elementos a la supervisión automáticamente.

Otra ventaja de PRTG es que todas sus características están incluidas en la herramienta principal. El coste solo depende del número de sensores necesarios (es decir, de valores medidos). PRTG es relativamente asequible, con un precio que oscila entre los 1600 USD para un máximo de 500 sensores hasta los 16.900 dólares para 10.000 sensores.

Una vez que se configura la supervisión, también se puede acceder a la herramienta a través de aplicaciones móviles.

En comparación con otras herramientas, PRTG no admite de forma nativa la supervisión de los servicios en la nube de Azure. Según Paessler, este inconveniente se puede superar combinando el software Savision iQ de ITOps con PRTG Network Monitor.


2. WhatsUp Gold de Ipswitch

WhatsUp Gold de Ipswitch es una herramienta que combina la gestión de la infraestructura con el rendimiento de las aplicaciones y la supervisión de la red. En su versión de 2018, el software ya permite monitorizar los servicios en la nube de Amazon AWS y Microsoft Azure. WhatsUp Gold funciona mejor con redes medianas a grandes.

Como muchos usuarios se quejaron de la mala usabilidad de las versiones anteriores de WhatsUp Gold, la última versión tiene una interfaz mejorada, lo que hace que sea una herramienta de supervisión más fácil de usar.

WhatsUp Gold crea mapas individuales para usuarios finales que simplifican la supervisión. Otro punto fuerte de WUG es la función que permite generar informes automáticos sobre el rendimiento de la red para el jefe o los compañeros de trabajo.

Una importante desventaja de WhatsUp Gold es la falta de una política de licencias transparente. Cada versión está hecha a medida, y requiere solicitar un presupuesto proporcionando detalles concretos sobre su infraestructura de red. La licencia se basa en puntos (por ejemplo, un dispositivo, servidor o VM equivale a 1 punto, mientras que una aplicación o fuente de flujo son 10). Algunas características, como la supervisión de aplicaciones o el análisis del tráfico de red, solo están disponibles como complemento (o se incluyen automáticamente en la licencia Total Plus). En comparación con otras herramientas de supervisión similares, WUG es un poco más cara.

3. SolarWinds Network Performance Monitor

SolarWinds ofrece un montón de software de gestión de TI. Uno de sus productos clave es el Network Performance Monitor, una herramienta que realiza un seguimiento de todos los elementos de su red, como servidores, switches y aplicaciones.

SolarWinds NPM incluye un panel de control centralizado con elementos visuales como gráficos circulares, mapas y tablas. También cuenta con alertas personalizadas para notificarle cuando el rendimiento de la red sea alarmantemente bajo o los servicios caigan.

La amplia gama de funcionalidades y dispositivos o servicios compatibles es una de las principales razones por las que SolarWinds NPM es tan popular entre empresas medianas y grandes de todo el mundo.

Sin embargo, determinar cuántos elementos contiene su red para poder elegir la licencia correcta para NPM no es una tarea fácil en absoluto.


4. ManageEngine OpManager

ManageEngine OpManager

ManageEngine OpManager es una potente plataforma de supervisión de Zoho Corporation. La herramienta se centra en la gestión de las infraestructuras. Proporciona todas las funciones necesarias para realizar un seguimiento de diferentes parámetros de la red. OpManager le permite controlar la disponibilidad, el rendimiento, la pérdida de paquetes y el tráfico de dispositivos como servidores, routers y switches, así como máquinas virtuales. Las alertas automáticas le notifican por mensaje de texto o correo electrónico en caso de incidencias.

Una ventaja importante de ManageEngine OpManager es su conjunto completo de funciones, que incluye casi todo lo que la mayoría de los administradores de sistemas necesitarán para su trabajo diario. Para la gestión del rendimiento de las aplicaciones está APM, un excelente complemento de pago. Todas las herramientas de ManageEngine se pueden instalar en un servidor Windows o Linux.

OpManager puede resultar un poco caro tanto para startups como pequeñas empresas. Si una empresa quiere usar todas las funciones, los costes aumentarán rápidamente a decenas de miles de dólares. Al igual que los productos de SolarWinds, la selección de las ediciones y complementos necesarios puede acabar siendo frustrante.


5. Nagios

Nagios es una popular solución de supervisión de red de código abierto basada en Linux. Nagios Core ofrece funcionalidades básicas para supervisar y gestionar entornos de TI. A causa de su modelo de código abierto, hay muchos complementos para Nagios y la herramienta se puede adaptar fácilmente a sus necesidades; por ejemplo, se pueden agregar funcionalidades como notificaciones push o gráficos de datos a la herramienta de supervisión de red.

Sin embargo, la instalación y la configuración requieren de un tiempo y conocimientos especiales. Personalizar Nagios suele llevar días. Además, la interfaz de usuario es bastante anticuada y, desde luego, no tan intuitiva como PRTG o ManageEngine OpManager.

Nagios Core puede ser gratuito, pero hay que plantearse si el tiempo dedicado a la configuración (y la corrección de errores) es realmente menos “costoso” que adquirir una herramienta de supervisión comercial.

Para aquellos que no quieran pegarse días navegando en foros o chateando con otros expertos de Nagios, puede que valga la pena considerar el software comercial Nagios XI, que parte de los 1995 USD.


Nagios